Nuestros mayores.

¿Cuántos de nosotros habremos escuchado decir a nuestros abuelos clásicas frases como «Ay chiguito, no sabes lo que es pasar hambre». «Cómo se nota que no has estado en la guerra» «A tí te quería ver yo lavando la ropa en el río»…? Desde el sofá de nuestra casa y desde nuestro smartphone de última generación, a veces olvidamos que han existido otras perspectivas de vida mucho más duras que la nuestra.  Y es que, son nuestros mayores, nuestros padres y nuestros abuelos,  los que nos han creado, educado, alimentado y querido, también son los que han construido nuestros hogares, nuestras fábricas, y nuestras familias.  Ellos no lo han tenido tan fácil como nosotros. Han tenido que luchar y sacrificarlo todo por labrarse un futuro. Nosotros somos el resultado de ese futuro.  Podemos afirmar que son los creadores de la España que hoy conocemos y, por desgracia, podemos afirmar que son los que peor lo están pasando ahora mismo.

¿Cuántos de nosotros nos hemos sentido un poquito aliviados al ver la relación de muertes del Coronavirus en función de la edad?. Nos libramos, por «jóvenes» y «fuertes»… ¡qué alivio!.

Es triste, pero es así. En líneas generales, el ser humano es egoísta por naturaleza y nuestros mayores esfuerzos casi siempre los hacemos por nosotros mismos. Cuando nosotros estemos  bien, podemos permitirnos de vez en cuando pensar en los demás.

Imaginemos ahora por un momento que nuestro rango de edad coincidiera con la mayor tasa de mortalidad del virus. En serio, parad un momento e imaginadlo. Pensad que podéis llegar a morir simplemente por estar expuesto, por dar un paseo o por saludar a un amigo. Sólo por vuestra edad o porque tengáis alguna patología. Asusta, ¿verdad?.

Ha llegado entonces el momento de empatizar. Ponernos en la piel de nuestros mayores y pensar en el miedo que puedan tener. Pensad que ahora mismo se puedan encontrar sólos, incluso de los familiares más cercanos, por evitar cualquier riesgo de contagio.

Ahora es cuando ha llegado el momento de hacer algo por ellos. Dijimos que estos retos serían positividad 100%, ¿verdad?. ¡Vamos allá!

Para este reto necesitamos la colaboración de todos vosotros, Calceatenses. Sé que este reto vais a cumplirlo porque vamos a sacar una sonrisa y enviarles un mensaje de apoyo a TODS los «mayores» que se encuentran en el Hospital del Santo, sólos, sin familia y asustados.

¿Cómo lo haremos? Muy sencillo. Si estáis leyendo ésto, seguramente lo estéis haciendo desde un teléfono móvil ultimísima generación. Así que, utilizando tan sólo nuestro dedo y nuestra mejor jeta,  nos vamos a grabar un «Video Selfie» cortito y les vamos a dedicar unas palabras: Les vamos a dar ánimo, les vamos a decir que no les olvidamos, que estamos en nuestras casas, pero que estamos también con ellos y con los que los cuidan. Lo que se os ocurra. Una vez hayamos grabado el vídeo. Lo vais a enviar por Whatsapp al número: 616 714 706 (Hueto Fotógrafos).

Los Mayores del Hospital, que serán los receptores del Reto nº 4 no destacan por su vista de águila, ni oído de supermán. Por favor los vídeos en Horizontal para ocupar toda la pantalla y que se oiga alto y claro, sin música ni ruidos de fondo, a ser posible 😉

En el plazo de 48 horas, recopilaremos todos esos vídeos, y crearemos un gran vídeo de apoyo. Ellos cuentan con nosotros. ¿Contaremos nosotros con ellos?

¡Hagámoslo! ¡No les olvidemos! ¡Copón!

Y sobretodo, recuerda: #Yomequedoencasa